lunes, 20 de mayo de 2013

Una tarde en el circo

La primera vez que fuí al circo tenía unos 3 años. Con esa edad no son muchos los recuerdos que una guarda, pero de esa tarde tengo dos que aún perduran: a mi abuelo Manuel sentado a mi lado, y una servidora con otros niños y Miliki en la pista central. Si, una es de la generación Miliki.
La semana pasada fuimos con mi hija. Tiene 2 años y medio y puedo decir que disfrutó como una enana y nosotros de verla a ella tan feliz y atenta con cada espectáculo.
El circo que estaba en mi ciudad era el Circo Raluy, y estaba instalado en una céntrica plaza de mi ciudad ( Terrassa) y, como era de esperar...una cola enorme para acceder al recinto, llena de chiquillos.
Las entradas nos costaron 10 euros ( 6 e. en gradas) 3 e. los niños.
El espectáculo nos pareció correcto,pero esperaba algo más infantil, quizás por los recuerdos que tenía de pequeña, con Miliki, sus canciones, payasos y niños en la pista.Eché de menos que los niños participaran directamente en los espectáculos y no estar todo el rato sentados en una silla
Mi suegro me preguntó hoy ¿ y vistéis elefantes?,jeje..pues no,el circo estilo Angel Cristo ya no se lleva y tampoco me haría mucha gracia tener a los pobres animales a golpe de látigo.
En definitiva, los niños disfrutan,nosotros también. Dos horas que quizás ellos no olviden: cuando los llevaron al circo. Forma parte de la magia infantil,sin duda.
El Circo Raluy está de gira por toda Cataluña. Seguro que en vuestras ciudades, sea donde sea....aterriza algún día
¡ Besitos!




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Diseñado por El Perro de Papel