lunes, 21 de octubre de 2013

Seguir el instinto


Una de las cosas que me gusta de mi padre es que siempre te hace ver que no existe el "blanco o negro",siempre hay un punto intermedio que es el GRIS.
Y uno de ellos es la EDUCACIÓN DE LOS HIJOS.
La discusión ha empezado con una simple frase " Leí un artículo sobre las rabietas según el cual..".
" Mira hija: cuando nacisteis vosotros no existía internet y no había revistas infantiles sobre la educación y salud de los hijos. Sólo teníamos dos cosas:
- Recordar qué hacían nuestros padres en esa situación.
- El instinto.
La educación que me dio tu abuelo fue bastante estricta y con vosotros no apliqué ni la mitad. Tu madre y yo nos guiamos por el instinto porque tampoco podíamos estar llamando a nuestros padres cada vez que surgía una duda. Y aún hoy,uno sigue pensando si lo hizo bien o mal,pero eso mismo lo pensarás tú aún cuando seas abuela.
Pero una cosa que aprendimos es que no se puede educar por igual. Tus hermanos y tú sois diferentes y a cada uno le hemos dado lo que hemos creído que necesitaba.
Recuerdo un día que te enfadaste porque trajisteis las notas del colegio y fui directo a tu hermano a pedírselas y contigo no las miré hasta pasado un buen rato.
Y me equivoqué. Se las pedí a tu hermano porque sabía que alguna sorpresa me iba a llevar y contigo no.
Y tú necesitabas que las mirara y te dijera que lo habías hecho muy bien y que el esfuerzo había merecido la pena.
Tú eres más sensible, te afectan las cosas aunque quieras ir con esa coraza de guerrera. Tu hermano es muy independiente y el pequeño he visto que siempre necesitaba estímulos nuevos o se aburría.
Y eso lo verás con tus hijos. Y no significa que los quieras más o menos..simplemente, uno de ellos te necesitará más,que estés más por él o que lo ayudes más horas con los estudios, el juego..
Y referente a las rabietas que comentas pues te diré lo que hacía con cada uno:
- Contigo,funcionaba que no te hiciéramos caso. No soportabas que no te lo hiciéramos ,así que rápidamente cambiabas el chip y buscabas el apego, te daba igual lo que no consiguieras.
- Con tu hermano,lo anterior no funcionaba. Si alguien es cabezón, es él. Y una lucha continua de cuál de los dos lo es más,es una tontería. Así que había que cambiarle de tema y distraerlo con otra cosa que le hiciera olvidar lo anterior. No perdías tu papel de padre,pero si el objetivo y no entrar en una espiral que no lleva a ningún sitio."


En definitiva ( YO).. ahora tenemos mucha información en la Red de psicólogos, médicos y otras madres de cómo educar a nuestros hijos. Y esto me ha servido para ver que,al final, lo que cuenta, somos nosotros. Porque nadie los conoce mejor.
A mi me gusta leer otras opiniones pero no las sigo a pie juntillas. La duda de si lo estaré haciendo bien o mal, sobre todo ahora que son pequeños, la tengo..no nos vamos a engañar. Pero muchas veces intento recordar como lo hicieron ellos con nosotros. Porque no creo que lo hicieran mal: nos educaron pero respetando lo que me recalca una y otra vez siendo ya abuelo.. que los niños son niños y no intente que crezcan antes de tiempo. Que me voy a equivocar, por supuesto..que voy a estar continuamente aprendiendo,también.. pero que lo que voy a recordar con los años no será si me han reñido,si ese día no me hicieron el caso que quería o si tuve una rabieta por no comprarme la muñeca. Lo que voy a recordar ( y así es) es que tuve cariño, y que no sólo criaron un hijo,sino que también educaron a una persona.

Esta conversación no la he grabado :) .pero casi al 90 % era sus palabras. 
Y ahora, ejerce de abuelo. De padre, lo hace conmigo ( todavía,jeje).

Besitos



                                                  Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Diseñado por El Perro de Papel