viernes, 13 de diciembre de 2013

Quitar el chupete: nuestra experiencia



Hace casi un año que dijimos adiós al chupete.
Mi hija tuvo la revisión de los 2 años y su pediatra nos recomendó que sería conveniente que se fuera olvidando de él ya que podría perjudicar su desarrollo dental. Te empiezan a temblar las piernas porque mi hija era una ADICTA al chupete. Desde bebé, creo que después de su madre era lo que más quería.
Como siempre,él  quitaba hierro al asunto y nos comentó que poco a poco, con cariño y sin medidas drásticas.Es una recomendación pero no significa que se vaya a quedar sin dientes,sólo que,si se puede, que no lo lleve.
Así que os cuento cómo lo hicimos y FUNCIONÓ.
1. Si tiene más de un chupete, hacerlos DESAPARECER. Mi hija tenía 7-8 repartidos por casa así que los guardamos todos MENOS UNO.
2. Ten presente que te va a pedir el chupete. En ese momento, teatro. "¿ No está? uyssss... ¿ dónde estará? Pues no lo veo hija.. Mira, vamos a jugar a esto, a leer un cuento". Ofrecerle una alternativa que le resulte divertida y le haga olvidar el chupete. En nuestro caso, funcionaba y durante el día conseguimos que no llevara chupete.
3. POR LA NOCHE. Tenía la costumbre de dormir con chupete, así que no se lo quitamos. Cuando estaba dormida se le caía y no se lo volvía a poner.Antes que despertara, se lo quitaba para que no fuera lo primero que viese.
4. EN LA GUARDERIA. No pusieron jamás ningún inconveniente a que lo llevara,pero le explicamos que lo guardara en la mochila y cuando saliese se lo daría. Lo aceptó y las promesas hay que cumplirlas. Así que cuando salía lo pedía pero al rato, operación 2. Ofrecer una alternativa
5. ADIOS PARA SIEMPRE. Ahora que es Navidad y para ellos Papá Noel y los Reyes Magos son figuras importantes, es una buena opción para que se despidan del chupete. Con 2 años aún no era consciente del significado pero si le gustaba los Reyes Magos, las luces, disfraces,etc, asi que cuando fuimos a entregar la carta a los Reyes le dije" El Rey Mago quiere que le dejes su chupete para que sus camellos puedan tener uno. ¿ Vale?" Dijo que si..... y hasta hoy. SORPRESA,si...igual me hubiera dicho que no,pero dijo que sí.
Los días siguientes lo pedía en algunos momentos, así que, junto a una alternativa divertida,le explicaba que el camello del Rey Mago tenía su chupete y que ahora estaba feliz con él.

su última foto con el chupete..aysss..qué chiqui


Hace un año de ello y ha visto mil chupetes en bebés, con su prima, y ahora también con su hermano, y no se lo volvió a poner. Con su hermano los ve y rápidamente lo asocia a BEBÉS. ( como si ella no lo fuera...ayss, qué ganas de sentirse mayores y qué pocas ganas tiene una que crezcan tan rápido)

Ante todo,como padres, hay que ser conscientes de las necesidades de los hijos. No todos los críos son iguales ni en todos funcionan las mismas pautas. Pero con empatía, paciencia y sobre todo, cariño se puede intentar.
NO creo que funcionen frases que lo comparen con otros niños, del tipo " mira, tu amiguito no lo lleva y tú si".
Y tampoco quitárselo a la fuerza. Es como quitarle el paquete de tabaco a un fumador que no quiere dejar de serlo. Lo intenté, ella no lo pasaba mal y nos salió bien.Pero también os digo que si hubiera sido un drama aún seguiría con chupete. No he visto a nadie con 18 años y que lo use.

Besos



Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Diseñado por El Perro de Papel