miércoles, 18 de junio de 2014

Nuestra operación pañal (que no fue tal)



Cuando empieza el verano está en la mente de muchos padres la " temida" operación pañal. Y digo temida porque antes de empezarla nosotros recibimos un buen alud de consejos como " armaros de paciencia y preparad una mochila con mudas siempre que salgáis de casa"
Bien. Pues ni lo uno ni lo otro.
Porque,simplemente, dejamos que actuara la naturaleza. Tal cual.
Mi hija empezaba P3 en septiembre y en todos los colegios a los que asistimos para informarnos nos comentaron que era " recomendable" que ya no llevara pañal. En alguno, incluso, nos dijeron que si se hacía sus necesidades encima tendríamos que ir nosotros mismos a cambiarla ( sin palabras.......).
Hay que tener en cuenta, aunque algunos educadores se olviden, que un año natural comprende a niños que cuando empiezan el colegio ya van de camino de cumplir 4 años y otros que aún no han hecho los 3 ( en nuestro caso es la más pequeña de la clase). Eso, en esta edad, es un ABISMO.
Yo entiendo que no están en la guardería y no están ya por la labor de ir cambiando pañales pero en todo hay una transición y se debería tener en cuenta a los más pequeños.Por suerte, la excepción son los que menos.Me quedó grabado ese " ven tú misma" pero las profesoras con las que me he topado encantadoras y de gran ayuda para esa pequeña etapa.
Yo no tenía en mente realizar operaciones draconianas durante varios días seguidos en los que la niña lo pasara mal, que hiciera pipi por rutina y no porque su cerebro estuviera preparado para ello.
Lo que sí hicimos fue comprarle un orinal en el que ella pudiera ir cómodamente y cuando yo fuera al lavabo explicarle que mamá y papá lo hacían en el inodoro.Y eso lo hicimos unos meses antes,como me seguía a todas partes, aproveché para que fuera familiarizándose con él y le iba explicando que " mamá hace pipi, se limpia el culete y tira de la cadena"


Pues bien, un día cualquiera, con 2 años y medio me dijo " no quiero pañal". Si, si, me dijo eso-palabras textuales- mientras ella misma se lo intentaba quitar. Y aproveché el momento, la llevé a su orinal e hizo su primer pipi.Y no es raro, casos que esperaron a que ellos quisieran fue tal cual os lo cuento: decisión propia o señales CLARAS que está preparado.
Recuerdo que era lunes, ese día se hizo pipí encima 2 veces, al siguiente una y el miércoles NINGUNA. Y hasta hoy. Tuvo un control consciente de su esfínter, de su cuerpo y de lo que es hacer pipi.
El orinal lo usó unos meses, ahora sólo quiere nuestro lavabo y sin reductores.
El tema caca costó un poquito más. Empezó el colegio y se la hacía encima,pero duró 1 mes.
No hubo ningún problema, en su mochila llevaba los recambios de braguitas y allí mismo la cambiaban.
El pañal nocturno se lo pusimos un par de meses pero la mayoría de veces acababa seco y en el suelo del lavabo, ya que ella empezó a levantarse y se lo quitaba.
Cada casa es un mundo y los padres y niños que habitan en ella, pero mi HUMILDE consejo es que dejéis actuar a la naturaleza. El caso de mi hija no es el único, he hablado con otras personas sobre este tema y TODOS acaban pidiendo pipi. El día que menos imaginas.
Y la satisfacción que les da que ellos mismos puedan controlarlo sin dramas es algo muy bonito y satisfactorio para todos. Merece la pena esperar un poco más y no querer avanzar ese momento con 18 meses, 2 años o cuando ellos aún no han dado señales que ya no quieren llevarlo.
Sinceramente,no acabo de entender las operaciones pañal. Cuando su cerebro y esfínter esté preparado de una forma u otra te lo dirá..no te agobies.
Y si ha empezado el colegio y aún no lo controla, hablad con sus profesoras que no os van a poner pegas,lo entienden perfectamente y son de gran ayuda para el pequeño.

Espero que os sirva de ayuda mi modesta experiencia


                                                 Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Diseñado por El Perro de Papel