jueves, 14 de agosto de 2014

No hay niños buenos ni niños malos


Cuando eres mamá de dos o más se tiende a comparar a  los hermanos. Sobre todo, tu círculo cercano.
Lo estoy viviendo en mis propias carnes con mis hijos y yo también veo que son diferentes en aspectos cotidianos y de carácter.
Mi hija era un bebé tranquilo, dormía del tirón, jugaba como todos los niños,chillaba y hacía todas las marranadas típicas de su edad.ERA UNA NIÑA BUENA
Sin embargo, Pequeño Vikingo se despierta aún por las noches, es muy inquieto,no quiere estar en el parque, lo toca todo, ha roto muñecos,tiene una fuerza increíble que ha hecho volcar varias veces su hamaca,arrastra gateando su silla de comer pegada al culo,etc. ES UN NIÑO MALO porque duerme mal,rompe más cosas de las habituales y no para quieto.



Y me recuerda mi infancia con mi hermano mediano del cual he crecido casi a la par porque nos llevamos 11 meses.
Él era un niño muy travieso y yo era la niña tranquila.
Yo era la paciente, estudiosa,aplicada y que nunca daba problemas.
Él era el inquieto que tenían que regañar,estar constantemente encima para hacer los deberes o no quitarle ojo porque un minuto de silencio significaba una trastada.
Y mis padres lo hicieron lo mejor que pudieron. De diferente forma con los dos pero con el resultado que esperaban ( imagino): los dos accedimos a la Universidad- muy típico de la época para ser alguien de provecho-,no nos drogamos y no dimos problemas tipo "Hermano Mayor".
Pero él creció con la etiqueta de NIÑO MALO y yo con la de NIÑA BUENA.
Y eso, me ha pesado. Aunque parezca una tontería,pero las etiquetas pesan como una vaca en brazos.
A mi también me ha apetecido tener la fiesta de mi vida y llegar a casa con más cerveza en las venas que sangre. Y nunca lo hice,siempre llegué por mi propio pie porque era lo que se esperaba. Es un ejemplo, lo mismo se aplica en el trabajo. Un sólo día que llegué tarde porque el despertador no funcionó y no llamaron a casa pensando que me había dormido sino directamente a los hospitales por si había tenido un accidente ( toma moreno)
Porque siempre he hecho con mi vida lo que los demás esperaban de mí: que no me saliera de madre.
Y no he sido infeliz,pero hubiera preferido que no me etiquetaran.
Por eso, aunque parezca complicado,os doy un pequeño consejillo que espero aplicarme con mis hijos: no etiquetéis.Vosotros sabéis cómo son,su carácter y sus defectos. Pero ellos se están formando y si es un niño tímido y constantemente se le dice cuando muestra vergüenza crecerá pensando que lo es.
Si es desordenado y ya crece con esa etiqueta pues tampoco va a tratar de no serlo. Total, ya saben que lo soy pues es lo que hay.
Lo mismo si hace "trastadas",si no duerme, come mal.. etc. eso no es ser un niño malo.

Una mala persona es la que no tiene corazón.







Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Diseñado por El Perro de Papel