sábado, 20 de diciembre de 2014

¿ Dejarles que crean o no en la magia navideña, de ratón Pérez, etc?


Con las fiestas navideñas a la vuelta de la esquina y muchos pequeños esperando la llegada de Papá Noel, Reyes Magos,Olentzero,Cagatió,etc hay opiniones enfrentadas sobre este tipo de celebraciones.
No es la primera vez que leo que a los niños/as les estamos engañando creando una magia que no es real y que, cuando lo sepan, se van a llevar un gran desengaño.
Yo respeto todas las opiniones y ,ante todo, como críe cada uno a sus hijos ( faltaría más).No es una crítica, es una pequeña reflexión.



Si hay algo que una va aprendiendo con el tiempo es que no se puede trasladar la mentalidad adulta a la de un niño.
Con los años perdemos algo que ojalá quedasen reminiscencias al crecer: LA INOCENCIA. Por eso nos cuesta tanto entender que ellos la tengan y que necesiten utilizarla. No es necesario prepararlos para una vida adulta.
Hay que dejar que sean niños,con su magia, sus cuentos, sus juegos.. sólo eso creará el adulto que quieran ser: imaginativo, soñador. Y quizás guarde también un poco de la inocencia que un día tuvo ( eso es un auténtico regalo hoy en día. Los listillos sobran en este mundo de locos).
Ellos no entienden la vida como desengaños ni frustraciones. Viven las cosas de una forma mucho más natural que nosotros.
Yo no tengo ningún trauma al saber que los Reyes Magos no existían o el que se llevaba el diente que ponía debajo de mi almohada eran mis padres.Al contrario, lo recuerdo con mucho cariño y les agradezco enormemente que crearan esa magia a mi alrededor.
No sé la edad exacta en la que tuve conocimiento que eran ellos. Algunos amigos y compañeros me comentan que sus hijos de 10-11 años aún siguen creyendo en los Reyes Magos..¿ y qué? LA INOCENCIA. Si es mágica y única, ojalá durara siempre.
Yo a mis hijos sí les creo el mundo mágico en el que yo viví: los reyes que se colarán en casa, el ratoncito Pérez que se llevará su dientes, las hadas que entran por la ventana para velar sus sueños y los piratas que encuentran tesoros en los cuentos.
Algún día sabrán que no existen.
Pero hay algo que no volverá  nunca más: LA INFANCIA.
Y es precioso creer en la magia y en poder disfrutarlas también como padres.
Y crecen muy rápido.Rapídisimo.
Habrá un día que por mucho que quieras ya no creerán en ella. Y tampoco habrán tenido la oportunidad de experimentarla



                                                  Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Diseñado por El Perro de Papel