viernes, 23 de enero de 2015

Cuando mis hijos se pegan: cómo no ser una mamá-chuky ( al menos intentarlo)



A veces, cuando les doy un grito a mis hijos pongo la excusa que estoy muy cansada,que he perdido la paciencia,etc. Pero por esa regla de tres, ellos también están cansados: después del colegio/guardería,juegos, etc llegará un día  que lo único que les falte es coger el muñeco Pocoyó y lanzármelo a la cabeza.


La verdad es que es un ejercicio que me propuse hace tiempo, no gritarles y lo he reducido muchísimo pero aún así, hay días que alguno se me escapa. Y veo que no lo pasan bien. La niña incluso alguna vez le ha dicho a su hermano "  mamá está muy enfadada". Enfadada no es la palabra. Es agotada, sin paciencia y deseando coger vacaciones una semana.Pero sola, vacaciones al Caribe SOLA ( mmmmm..qué paz).
Sin embargo, hace una semana, mientras esperaba la recogida de un paquete en una delegación de mensajería también estaba una madre con sus dos hijos: el mayor tendría unos 5 años y la pequeña 2-3.
De repente, la pequeña empezó a pegar a su hermano. Éste respondió pegándole a ella y en cuestión de dos minutos estaban los dos en el suelo pegándose y llorando.
La madre, en vez de ponerse un poco histérica,separarlos o regañarles con voz amenazante y mirada de ultratumba hizo algo que, todavía, lo sigo recordando. Lo único que me faltó es darle un abrazo porque estos días lo he hecho con mis hijos cuando se pegan y ha funcionado:

Ella BAJO A SU ALTURA,de los dos,casi de rodillas y con una voz muy suave y cálida les dijo ( más o menos)
Mamá: "¿ A tí te gusta que te peguen? ¿ te gustaría que te pegara  mama/papa? ¿ los amiguitos del cole,tu profesora?
Porque a mí no. A mi no me gusta que me peguen. Me gusta que me den un abrazo o un besito las personas que quiero.
Y el niño: claroooo,pero es que ella ha empezado a pegarme. Y no para.
Mamá: Si, pero te das cuenta que si le pegas tú también, ella seguirá pegándote, y tú otra vez, y luego ella..y entonces no paramos nuuuuuunca..¿ te imaginas? ¡ vaya rollo! 
Y esto último lo decía de forma muy cómica, gesticulando y con muecas..y con un tono suave.
Y, de repente, los niños empezaron a reir.
Y lo que me sorprendió todavía más que casi me pongo a llorar de la emoción es que el mayor le dió un beso espontáneo a su hermana y le dijo " ¿ esto te gusta más, verdad?

Pues sí, mis hijos también se pegan alguna vez. El pequeño coge un juguete y se lo quita la mayor,o viceversa y aunque les explique por activa y por pasiva que tienen que compartir y que hay más juguetes, me dicen que vale, que muy bien. Y se desata la guerra.
Estos días probé lo que hizo esta mamá en vez de reñirle a uno y al otro, separarlos, enfadarme y al final todos por los suelos. Les dije que no estaba bien y repetí lo mismo que dijo esa chica. Y oye, el pequeño aún me mira con cara de " qué me estás contando",pero la mayor si lo entendía,y con paciencia,a su altura y explicando que si le pega, él te pega..pues todos contentos.
No significa que no se vuelvan a pegar,pero mamá no se convierte en un " muñeco Chuki" y ellos paran de pegarse de una forma que les convence. Y es más, la mayor ni toca a su hermano,si le pega :deja el muñeco o viene a contármelo. Y entonces, pues vuelta a empezar con la historia pero con otra cara y con otro tono.
Son ese tipo de cosas que te cuentan y piensas " Bah, otra mamá con poderes mágicos". Pruébalo, no se pierde nada,ni siquiera el tiempo.


Luego está mi suegra que dice que si le pegan, ¡se tiene que defender!bueno, una cosa es entre hermanos, que para eso está su madre delante. Y otra diferente en el cole o con los abusa-enanos. Para eso, creo que tengo que hacer una reflexión más profunda porque aún no sé qué camino tomaría si llegara el caso.



¿ a tí te dijeron que ser madre era fácil?
A mí no.
Así que aún estoy aprendiendo:)



                                                  Image and video hosting by TinyPic
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Diseñado por El Perro de Papel