miércoles, 14 de enero de 2015

Mis propósitos antes de ser madre ( y que no he cumplido)

Repasando los propósitos que se propone una servidora a principios de año  me he acordado de los que me propuse antes de ser madre y que NO HE CUMPLIDO:
1.NO Pertenecer al grupo " padres" del trabajo. Esos que a los que se les hace la pregunta cordial de parte de un "no-hijos" ¿ cómo están tus peques? y se desata la furia maternal y cuentas desde el parto hasta la última función del colegio. Yo quería ser la compañera molona que podía mantener una conversación en la que no salieran mis hijos por medio.La única capaz de hacerlo. ( ¡Ja!)
Al final me he unido a la secta que tiene que contar todas las gracietas del día anterior.
2. Ser como Kim Basinger en 9 semanas y media. Tener hijos no me  iba a quitar las ganas de ser una leona,de comprarme ropa sexy y atacar a mi marido en cualquier punto de la casa. Sí, atacar lo que se dice atacar...ataco. PERO LA ALMOHADA.
3.No Comprar ropa de Hello Kitty, Peppa, Princesas y todos los nuevos personajes . La odiaba hasta el punto de echar bilis por la boca y ahora mismo tengo un cajón lleno de braguitas de princesas, bufanda-gorro-guantes de Princesa Sofía, pijamas de Minnie y Hello Kitty, gomas de pelo de Peppa Pig y hasta en el bolso llevo una colonia de Cenicienta ( pero mola, el tapón tiene forma de corona).
4. Ser la mamá más guay del parque. Esa que se pone a correr detrás de todos los niños, inventar juegos, revolcarse por la arena y ser recordada dentro de 20 años como alguien digno de un monumento por su capacidad de entretenimiento.Sí, soy un monumento que sujeta el plátano y grita de vez en cuando " como no te comas el plátano nos vamos ehhhhh. Tú misma ". Como yo, está la de las galletas, sandwich,etc y establecemos una pequeña comuna en la que todas vigilamos al resto de vástagos pero sólo mueves el culo cuando la está liando parda alguno de ellos. ¡Soy súper molona, eh!
5. Viajar con los niños a cualquier rincón del planeta. Hombre, si se considera cualquier rincón aquel en el que puedas llevarte media casa a cuesta sí. Recordaba una compañera de trabajo, alpinista, que decía que el bebé se lo iba a llevar  ..sí,sí. Las dos nos encontramos este verano haciendo castillos de arena en la costa y poniendo protección cada diez minutos.
6. Cumplir todos los retos y cosas molonas que hacen las demás con sus hijos,sobre todo si tienen un blog, trabajan 48 horas al día y cuidan a 3 mocosos. Si ellas pueden, yo también.
- Reto rinoceronte: si miles de madres pudieron dejar de gritar hasta el límite de hablar en susurros a sus hijos aunque le estén destrozando el piso..yo también. Algún día lo cumpliré, supongo que cuando se marchen de casa.
- Hacer todas las manualidades del Club Disney. Cuando tienes hijos te das cuenta que es el mismo productor - hijo-de-su-madre que realiza Bricomanía: necesitas un bunker lleno de herramientas, colores y colas.

7. Y,por último, ir todos los días súper guapa y arreglada para dejar a mis hijos en el colegio. Ser madre no significa ir hecha un desastre. Claro que no, lo único que hago es solidarizarme con todas aquellas que a las 8 de la mañana han decidido posponer maquillarse, peinarse o no salir en chándal. Pura solidaridad.

Estas son las cosas que dije que no haría al ser madre. También decía que iba a ir al gimnasio dos veces por semana antes de serlo y acabé siendo el cliente más rentable: pagaba y no me veían el pelo
Besitos.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Diseñado por El Perro de Papel