miércoles, 5 de junio de 2013

EL SEGUNDO HIJO: NO, NO ES PARA HACER COMPAÑÍA

Por mucho que escriban al respecto cómo debe ser la maternidad, cómo sentirla,qué esperar y cómo criar a tus hijos tengo muy claro que eso nadie te lo puede explicar ni marcarte unas pautas.
Durante el embarazo de mi hija tenía días que pensaba: ¿ soy buena madre?. Escuchaba a otras embarazadas que parecía que vivían continuamente en una nube, que no pensaban en otra cosa que no fuera en el bebé que venía en camino y que tenían un instinto maternal hiperdesarrollado.
Me sentía mal porque yo no encontraba ese instinto del que tanto alardeaban. Me sentía feliz,pero hasta que no la tuve en mis brazos no afloró por completo. No pude decir" ahora sí" hasta que la ví.
No puedo escribir un libro o aparecer en las revistas de pediatría como ejemplo de Súper mami tal como intentan vendernos.
Ahora estoy embarazada de mi segundo hijo y la historia cambia. Ya no se trata de si me siento mamá o no, ahora me siento una leona-mamá y me da exactamente igual lo que diga la gente, una revista o el hiper-famoso-pediatra del momento.
Pero igualmente cada cuál tiene que opinar:
-" claro, haces bien, dadle un hermanito para que no se quede sola" . ¿ que se quede sola mi hija? sola estaría si se fuera a una isla a lo Robinson Crusoe,si no tuviera a sus padres, tios,abuelos y amigos.
- "Se llevarán casi 3 años, así podrán hacer cosas juntos". Si, y si se llevaran menos o más también. Quizás no compartan durante un tiempo los mismos juegos. Yo me llevo 5 años con mi hermano pequeño y no lo hemos relegado a un cuarto oscuro.
- " Menos mal, es que si esperas mucho serás muy mayor".  Reconozco que cuando era pequeña, a las mujeres de 34 las veía casi abuelas,pero ahora que tengo esa edad............la naturaleza es sabia, si me dota con dos ovarios capaces  de concebir es porque aún es factible,no?. Y si a los demás les da neuronas para desarrollar la reproducción asistida u organizar un sistema de adopciones también.

Lo único que me preocupa en este momento es poder darle a los dos el tiempo que necesite cada uno: a mi hija, porque empezará el colegio,porque me encanta jugar con ella, hacer cosas juntas, saltar en la cama, pasarnos un buen rato las dos  haciéndonos tonterías..y al pequeño porque necesitará el apego de mamá.
En resumen, no sé si soy una buena o mala madre, para eso tendré que esperar unos cuantos años y que me lo digan ellos. Lo que sé es que hay algo que no falla nunca: el instinto,y eso es innato. Que nadie lo imponga o intente convencerte de lo contrario.


BESITOS,

GLO
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Diseñado por El Perro de Papel