miércoles, 19 de febrero de 2014

Mascarilla facial aclarante con yogur y cúrcuma



Mascarilla facial aclarante, con yogur y cúrcuma
Una amiga india (nació en Londres, pero su padre es de Indio) me habló de lo habitual que era para todas las mujeres indias utilizar habitualmente mascarillas de cúrcuma. Me sorprendió bastante, puesto que aquí esta especia se utiliza (y no mucho), sólo para cocinar.
Os cuento lo que he descubierto acerca de la cúrcuma, y luego os hablo de cómo hacer la mascarilla.
La cúrcuma, especia obtenida del rizoma de la planta del mismo nombre de la familia de las Zingiberáceas muy parecida al jengibre y al cardamomo, cultivada principalmente en la India y utilizada desde la antigüedad para diversas aplicaciones. El principio activo de la cúrcuma es el polifenol  “curcumina” (responsable de su color amarillo),  que le confiere al curry su característico color.
Desde hace miles de años, en la India se utiliza como especia. Desde siempre, se ha utilizado la cúrcuma para tratar diferentes patologías ya que es un potente antiinflamatorio natural.
También se ha usado para tratar y aliviar muchas enfermedades y dolencias tale como como:
•Dolores musculares
•Reumatismos
•Artritis
Una de las peculiaridades de la cúrcuma es su potente poder antioxidante, para hacerse una idea de sus propiedades, la cúrcuma tiene 140 veces más antioxidante que el kiwi, 60 veces más que las naranjas y 20 veces más que los limones. Por ello ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de las células.
Principalmente la cúrcuma es una sustancia que deja la piel radiante y con el tiempo consigue aclararla y mejorar el tono. Desde tiempos inmemoriales es costumbre en la India que las novias, semanas antes de casarse, comenzaran un tratamiento regular con mascarillas de cúrcuma para llegar al día señalado con un cutis perfecto.

Ingredientes para la mascarilla:
•1 Yogur natural, preferentemente estilo griego
•1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo (la encuentras en cualquier supermercado)
Preparamos la mascarilla mezclando en el recipiente dos cucharadas grandes de yogur y media cucharadita de cúrcuma.
Aplicamos la mezcla con los dedos sobre cara y cuello perfectamente limpios.
Dejamos actuar durante unos 15 minutos, y luego retiramos con agua templada.
Yo me he preparado la mascarilla varios días, y es cierto que deja la piel muy suave. Eso sí, tenéis que tener cuidado cuando la tengáis puesta, pues, al tener color amarillo intenso puede mancharos la ropa.



autora del blog El cuaderno de flores
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Diseñado por El Perro de Papel